Labor Day

Quick Start for:
skip quote

Éxito de la Economía de Texas Peligra a Causa de Leyes Federales sobre Aire, Agua y Especies

23 de septiembre de 2011
Por: Contralora de Texas Susan Combs

La economía de Texas ha superado tiempos muy difíciles durante los últimos años y ha comprobado su fortaleza. Aún así enfrentamos serios retos.

No podemos hacer nada sobre algunos de ellos incluyendo la sequía y los fuegos arrasadores que ocasionó. Durante un desastre natural podemos buscar refugio seguro para los residentes y asistirlos con el comienzo de la restauración.

Sin embargo, existe otro desastre que lentamente se aproxima al estado de Texas y que podemos y debemos batallar ahora mismo. La avalancha de leyes ambientales del gobierno federal llega con una serie de complicaciones que amenazan el progreso de nuestra economía y atacan los derechos de los propietarios de tierras en Texas.

Espero no tener que mencionar que los tejanos se desviven por el bien de nuestras tierras y aguas. Yo soy la cuarta generación de rancheros y reconozco que los propietarios de nuestras tierras son sus mejores administradores.

No es por oponerme a las buenas intenciones por proteger nuestro medioambiente que doy aviso sobre estas leyes federales. Es más bien para llamar la atención al proceso legal que frecuentemente depende de ciencia equivocada o inexistente y que, al parecer, hasta tiene la intención de castigar a nuestro estado en vez de ayudarlo.

¿Necesita algunos ejemplos? Revisemos la ley del aire contaminado que se extiende de un estado a otro y surge efecto el próximo enero.

La ley se enfoca en el óxido de nitrógeno y el dióxido sulfúrico que pasan en el aire a otros estados y que desproporcionadamente afectan a Texas. Las plantas de Texas producen solamente el 11 por ciento de dióxido sulfúrico que emanan los estados mencionados en la ley. Sin embargo, Texas está obligado a absorber el 25 por ciento de las reducciones.

Luminant es el mayor generador de energía en el estado y ya anunció que la ley sobre el movimiento de contaminantes de estado a estado le obligó a apagar dos unidades de generadores. También tuvo que suspender las operaciones en tres minas de lignitos ocasionando la pérdida de 500 empleos en Texas.

Existe también la posibilidad de que aumente el precio por el uso de la energía y se afecte la dependencia por la red de suministro de la electricidad. El concilio para la dependencia de energía en Texas (Electric Reliability Council of Texas, ERCOT, por sus siglas en inglés) administra la capacidad de la energía en el estado y recientemente calculó que cumplir con la ley del movimiento por aire de los contaminantes a otros estados reduciría la capacidad de la energía en el estado de 1,200 a 1,400 megavatios durante las horas de mayor uso en junio, julio y agosto.

Todo esto a pesar de que los modelos de la Agencia de protección de la calidad ambiental (Environmental Protection Agency, EPA, por sus siglas en inglés) indican que nuestras emisiones no son de gran efecto para otros estados.

La agencia no incluyó a Texas cuando consideró los requisitos necesarios hasta que adoptó la versión final de la ley, negándonos así la oportunidad de ofrecer nuestros comentarios sobre el impacto de la ley en nuestro estado. Ahora EPA ha emitido una propuesta suplementaria para incluir a 6 estados adicionales bajo la ley. Estos estados están recibiendo la notificación apropiada que EPA le negó a Texas.

Otra causa de preocupación es la propuesta de EPA para expandir su jurisdicción a través de la ley Clean Water Act. Actualmente esta ley cubre las aguas navegables, los ríos afluentes y permanentes y los pantanos. El Congreso no pasó la ley Clean Water Restoration Act la cual hubiese removido la palabra “navegables” de la ley Clean Water Act. Por lo tanto, en mayo del 2011 EPA encontró la manera de desviarse de la ley y proponer que se emitiera una guía con el fin de dirigir el método de implementar la ley y a la vez extender su autoridad y cubrir los riachuelos intermitentes y los pantanos aislados, incluyendo así hasta los cuerpos de agua más grandes que una cuneta.

EPA hizo todo eso sin presentar argumentos científicos o sin determinar si la autoridad actual que tiene sobre nuestras superficies de agua es inadecuada.

La autoridad federal que se extiende hasta a las aguas limpias en Texas detendría nuestros proyectos de construcción mientras esperamos el permiso de EPA y el Cuerpo de ingenieros de E.E.U.U. (U.S. Corps of Engineers, en inglés). Esto crea incertidumbre, demoras en los proyectos y responsabilidad por los costos que ello implica.

Puede que el ejemplo que más atención llama es la expansión de la ley Endangered Species Act (ESA, en inglés) en Texas. Actualmente, más de 100 especies del estado se encuentran bajo evaluación para ser incluidas en la lista de ESA o para iniciar cambios en el hábitat de las especies durante los próximos cinco años.

Claro que muchas de las decisiones sobre la lista de especies en peligro de extinción para peces y vida silvestre del U.S. Fish and Wildlife Service (FWS, por sus siglas en inglés) no son guiadas por la ciencia cierta sino por el litigio que iniciaron varios grupos de interés. Una y otra vez sabemos que la ciencia está incompleta.

Recientemente, FWS ha propuesto que la lagartija de artemisa en las dunas sea protegida bajo ESA a pesar de que nunca obtuvo datos científicos sobre el hábitat o la cantidad de estos animales en Texas. La protección de ESA puede limitar la actividad económica en el hábitat de las especies. En este caso, se incluye la cuenca del Permian Basin que proporciona el 20 por ciento del petróleo y gas de la nación y brinda buenos empleos a miles de tejanos.

Con las leyes federales que enfrentamos, es importante que los tejanos se mantengan al tanto de los controvertidos eventos que se desenvuelven sobre este tema.

Exalto a todos los tejanos a visitar nuestro sitio Web Keeping Texas First (KeepingTexasFirst.org) para conocer el impacto que tienen las leyes federales sobre el ambiente en Texas y lo que usted puede contribuir para hacer escuchar su opinión.