Thanksgiving Day Holiday Hours

Quick Start for:

Contralora de Texas Susan Combs
Conferencia de prensa “Open Book Texas”

Edificio de oficinas estatales LBJ
Austin, Texas
Miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mientras que los tejanos aprietan sus cinturones en este tiempo de incertidumbre económica, la iniciativas de la transparencia que discutimos permiten que el estado haga igual. Las familias están reduciendo sus gastos y buscando maneras de economizar y el gobierno estatal debe seguir este ejemplo.

En la oficina de la Contralora hemos hecho de nuestra parte. Como servidora pública, siempre me ha parecido importante la eficiencia del gobierno. Algunos de ustedes recuerdan que el cuarto día en mi puesto, se publicaron todos los gastos de la agencia en línea, incluyendo los de los lápices. Fuimos la primer agencia en hacerlo.

Después de publicar estos detallados gastos en línea, solicité que otras 23 agencias responsables por el 80 por ciento de los gastos estatales hicieran lo mismo. Como resultado tenemos un gobierno que opera a la luz del día. Para junio del 2007, nuestra base de datos incluía información de los gastos para todas las agencias estatales. El sitio Web Where the Money Goes permite que los tejanos examinen desde los gastos más insignificantes hasta los mayores… todos están ahí para usted.

El 1ro de octubre de 2007, solamente nueve meses después de esta iniciativa, un registro virtual de cheques fue publicada vía Web con el fin de proporcionar la vista a cada cheque, agencia y destinatario.

Yo instigué esta transparencia en los gastos mientras la economía se desarrollaba y crecía, reconociendo que llegaría el día cuando tendríamos que apretar nuestros cinturones y estirar los dólares tributarios.

Llegó la hora. Mientras que aún no estoy preparada para proporcionar las rentas bienales—las anunciaré el 12 de enero—queda claro que hemos entrado en una época de gran incertidumbre económica y el gobierno debe optimizar cada dólar, al igual que lo hacen millones de familias trabajadoras. La prudencia y la moderación serán esenciales para seguir adelante.

He nombrado este esfuerzo “Open Book Texas” y ahora presento estas tres iniciativas diseñadas para fomentar el gobierno abierto al ciudadano y los gastos inteligentes, no solamente en mi oficina pero en todo el gobierno de Texas. Estas iniciativas son: TexasSmart Buy, Texas Transparency Check-Up y Single Set of Books Initiative.

Algunas de estas iniciativas ya se encuentran en su primera fase y rendido ahorros. Tenemos expectativas de brindar beneficios adicionales a los tejanos.

Además de brindar al público acceso a la información, descubrimos que nuestro énfasis en la transparencia nos beneficia haciendo nuestras propias operaciones internas más transparentes para nosotros mismos. El singular grupo de registros en nuestra agencia nos provee acceso a información detallada, centralizada y navegable sobre nuestro presupuesto y gastos lo cual nos permitió a claramente identificar redundancias, ineficiencias y otras áreas para mejorías que anteriormente no eran posible.

Como resultado, se han identificado $8.7 millones en eficiencias y ahorros desde que tomé el mando de mi oficina — y esa cantidad sigue en aumento. De estos ahorros, $4.8 millones ya se han realizado y esperamos economizar $3.8 millones adicionales el próximo año. A continuación se encuentran dos ejemplos de ahorros:

  • Cartuchos: Al examinar nuestros contratos para la compra de cartuchos de impresora descubrimos un método simple e inteligente de consolidar el contrato y comprar a través de un solo vendedor en vez de múltiples vendedores. Obtuvimos un descuento por volumen y economizamos 20 por ciento para un total de $73,000 en cartuchos solamente.
  • Buzones del correo: La máquina que separa el correo necesitaba ser reemplazada después de muchos años de uso. En vez de gastar casi $328,000 en una nueva máquina y mantenimiento, decidimos adquirir buzones adicionales en el correo por menos de $10,000 y dejar que las máquinas automáticas del correo dividan la correspondencia por nosotros.

Debido a la transparencia, pudimos apreciar dónde y cómo gastamos el dinero y dónde y cómo economizar.

Ahora continuamos aplicando algunas de las mismas estrategias de transparencia y de adquisiciones inteligentes que han tenido éxito en nuestra oficina para dar una examinación sin precedentes a los gastos del gobierno de Texas.

La Octogésima Legislatura transfirió las responsabilidades de las adquisiciones a esta oficina de otra agencia. La transición surtió efecto en septiembre del 2007.

Está de más decir que el estado de Texas compra muchas cosas. Hemos comenzado el complicado proceso de evaluar los $1.2 mil millones que el estado gasta anualmente a través de esta división. En la Fase Uno de nuestros esfuerzos examinamos cinco categorías de gastos para determinar si podíamos encontrar mejor negocio para el estado. Esperamos economizar $28 millones en la Fase Uno de esta iniciativa comprando inteligentemente. Proyectamos evitar costos y economizar un promedio de 8 por ciento de los gastos estatales en esas categorías, con otros mayores ahorros adicionales en ciertas categorías.

Hasta la fecha, solo hemos tocado la superficie de lo que podemos lograr—aún quedan 175 clases distintas de artículos que esta división compra por examinar. Permítanme compartir con ustedes ejemplos específicos de lo que hemos hecho y cómo.

  • Asfalto para las carreteras — Cuando el Departamento de Transportación de Texas necesitaba asfalto para los proyectos de carreteras, el estado solicitaba anualmente cientos de subastas para los materiales. Pero este mes mi división finalizará un nuevo contrato con aproximadamente 100 vendedores del estado que TxDOT puede utilizar en cualquier momento del año. Al negociar y congelar los precios, el estado espera evitarse $9 millones en costos adicionales durante elaño. El personal administrativo que hubiese sido necesario para procesar cientos de subastas pueden trabajar en otros proyectos para economizar en otras áreas.
  • Vehículos estatales de flete — Con negociaciones contractuales el estado espera economizar $5.7 millones en vehículos de flete. Por primera vez el estado incluirá el costo de 100,000 millas de combustible junto al precio de compra del vehículo. Con esto estamos considerando cuánto le costará al estado operar un vehículo a través del tiempo y no solamente el precio de compra. En estos días en que los precios de la gasolina fluctúan, a la larga estos cálculos aumentan los ahorros para el estado. Esto también mejora la competencia para los vehículos de combustible eficiente con bajos costos de operación. Esto es exactamente lo que hacen las familias cuando compran un auto—analizan los precios de hoy junto al costo de llenar el tanque de gasolina y manejarlo. Es la primera vez que se exige a las agencias estatales a que cumplan con nuestro requisito de computar el costo de llenar el tanque de gasolina. Creemos que esto es muy importante.

Estos ejemplos reflejan que estamos comprando inteligentemente y buscando el mayor valor posible. Tenemos un equipo de expertos que constantemente comparan precios y formulan estrategias para garantizar que en Texas compramos inteligentemente.

El estado de Texas es una de las mayores entidades adquisitivas en el país y debemos tomar ventaja de ello. Debemos de siempre intentar negociar un mejor acuerdo sin temer a pedir mejor precio. Esto es simplemente sentido común. Por años la familias han comprado por grandes cantidades para economizar. El gobierno estatal debe ejercitar la misma opción.

En pocas semanas lanzaremos una cesta de compras en línea para efectuar órdenes que estará disponible no solamente a las agencias estatales pero también a los distritos escolares, autoridades de los ríos, ciudades y condados, entre otros. El nombre del nuevo sistema es TxSmartBuy y opera igual que los otros sitios comerciales “e-commerce” de compras en línea. De la misma manera que usted obtiene libros en línea, los gobiernos locales tendrán la facilidad de comprar artículos y equipo, economizando así tiempo y dinero. TexasSmartBuy permitirá que las agencias, universidades públicas y entidades locales adquieran productos y servicios, comparen precios y especificaciones y ordenen directamente en línea — todo con la conveniencia de “marque y clic”.

Ahora, para que el gobierno sea responsable con su dinero, debe ser abierto. La transparencia lleva a la eficiencia. Cuando el gobierno opera a la luz del sol, las agencias tienen que justificar sus prioridades y gastos. Para asegurar que el gobierno se mantiene en vela en el uso de dólares y centavos, los contribuyentes de Texas deben tener la facilidad de revisar los gastos de todos los niveles gubernamentales.

Esta semana, el 1ro de diciembre, como parte de este esfuerzo, lanzamos Texas Transparency Check-Up.

Nos pusimos en el lugar del típico contribuyente y buscamos en línea para investigar cómo los gobiernos locales de Texas proporcionan transparencia financiera en Internet. Nuestro sitio Web ofrece una lista de lo que encontramos para las mayores 50 ciudades, todos los condados de Texas, distritos escolares y otras entidades.

Texas Transparency Check-Up brinda consejos paso a paso a los gobiernos locales en sus esfuerzos para ayudarles a publicar información en línea y presentar la información al público de manera comprensible. También destacamos las exitosas historias de los gobiernos locales, como Collin County, que ha publicado todas las significantes categorías de información. En los próximos meses, emitiremos un informe con las calificaciones obtenidas por los gobiernos locales en sus esfuerzos por brindar información financiera transparente y accesible.

El estado de Texas muestra cómo se gastan diariamente $450 millones en el registro de cheques virtual Where the Money Goes. En la era del Internet pocas veces existe razón para que el gobierno no mantenga bien informados a los ciudadanos sobre la manera en que gasta sus dólares tributarios. De echo, TexasTransparency Check-Up tiene una opción para subscribirse y recibir e-mails actualizados a través de los cuales los usuarios pueden recibir notificaciones instantáneas cuando se añade nueva información.

Este énfasis en la transparencia no es solamente para hacer a los gobiernos responsables a los ciudadanos; es también para fortalecer y mejorar los gobiernos locales. Según nuestra experiencia: si usted sabe lo que gasta, sabe cómo mejor gastarlo. Nos comprometemos a apoyar esta filosofía a todos los niveles del gobierno.

Por último, la tercera iniciativa es “Open Book Texas.” La última sesión legislativa solicitó a la Contralora la formación de un comité de asesoramiento junto a otras agencias estatales con el fin de examinar el uso de la contabilidad financiera uniforme en el gobierno estatal.

Me gusta llamar a este proyecto “single set of books” el cual representa la utilización de un solo grupo de registros en el estado. Estaremos presentando en varias semanas un informe a la legislatura para su revisión y creemos que es crucial para las agencias estatales que “hablen el mismo idioma” cuando se comparan los datos financieros de transacciones.

Pueden considerar “single set of books” como algo mejor que su tarjeta bancaria ATM. Si usted va al ATM sabrá cuánto dinero en efectivo tiene en su cuenta bancaria. Eso está muy bien pero, el ATM no le informará acerca de los cheques pendientes que no han sido canjeados. Este sistema gubernamental sería mejor si se informa a los oficiales el balance de cualquier cuenta bancaria de las agencias gubernamentales y los débitos a cobrar. Eso ayudaría muchísimo y cuando cada dólar y hasta el mínimo centavo cuentan, mientras más información se tiene, mejor es.

Debemos cambiar la manera en que se hacen hoy las cosas donde cada agencia tiene su propio método de contabilidad. Hoy en día tenemos múltiples grupos de registros a través de todas nuestras agencias que pueden llevar a la duplicación que dificulta la realidad financiera.

Por ejemplo, cuando una agencia compra lápices, lo puede codificar como “artículo de oficina”. Otra agencia lo codifica simplemente como “lápices”. Porque utilizan códigos distintos y la información no es consistente se dificulta la manera en que se puede tomar ventaja del poder adquisitivo del estado.

Esta es la manera en que muchas familias operan—usted sabe lo que tiene en la cuenta bancaria, qué cheques ha escrito, cuánto tiene para gastar y dónde conseguir el mejor valor al hacer sus decisiones adquisitivas.

En resumen, la transparencia es importante porque, al final, no hay tal cosa como dinero del gobierno…es solamente dinero de los contribuyentes en manos del gobierno. Hacer al gobierno más transparente, eficiente y responsivo a los ciudadanos es una de mis mayores metas como Contralora.

Con las tres áreas de nuestro proyecto Open Book Texas — Texas Smart Buy, Texas Transparency Check-Up y la iniciativa Single Set of Books — esperamos encontrar maneras adicionales de economizarle dinero a los tejanos y a la vez brindar la alta calidad de gobierno que ellos tienen derecho a esperar.

Estoy siguiendo estas iniciativas de transparencia porque los tejanos merecen, no solamente que el gobierno cumpla con sus obligaciones financieras pero que también practique moderación fiscal. Simplemente no conocemos el panorama completo de la situación económica del país y, a pesar de que Texas está en mejor posición para sostener la crisis financiera, nuestro estado será afectado. Muchas familias de Texas enfrentan ahora desconcierto económico con pérdidas de trabajo, moras en el crédito y ejecuciones hipotecarias que aumentan en el país y repercuten en nuestro estado.

Debemos asegurar que demostramos el mismo sentido común, emprendimiento y prudencia al gastar el dinero de los ciudadanos del Lone Star State.

Required Plug-ins