Quick Start for:

Para Publicación Inmediata:

7 de junio de 2010

Administrando el Gobierno Como la Empresa Que Es

Por Susan Combs
Contralora de Cuentas Públicas de Texas

Cuando los presupuestos están limitados, las recaudaciones de los impuestos disminuyen y se aproxima un déficit, a nosotros, los funcionarios del gobierno en Austin nos preguntan: “¿Por qué no administran el gobierno como si fuese una empresa?” Como la Contralora del estado responsable por las finanzas, la recaudación de los impuestos, la dirección de la contraloría, los cálculos de los ingresos y la tesorería de Texas, puedo asegurarle que ES una empresa. Para administrarlo como la empresa que es, debemos utilizar las destrezas de hombres y mujeres con entrenamiento, destrezas, y perspectiva empresariales.

Mientras administramos la empresa del gobierno del estado de Texas, somos responsables por brindar una gran variedad de servicios, incluyendo educación, desarrollo económico, servicios humanos y de salud y transportación.

A finales del año fiscal 2009, teníamos más de $193 mil millones en activos que excedían los pasivos por $130 mil millones. Nuestros activos en total sumaban los $98.6 mil millones. Sin embargo, esto representa una baja del 0.8 por ciento durante un tiempo cuando nuestros gastos aumentaban por un 12.3 por ciento debido, en parte, por el financiamiento de Medicaid.

Mientras que el valor comercial de nuestra empresa disminuyó por el 1.7 por ciento durante el pasado año, según el producto estatal bruto, aún superamos a nuestros competidores en California y Nueva York.

En el 2009, nuestra “empresa” produjo $5.6 mil millones en los mercados capitales y hoy en día goza de una calificación AAA de parte de Fitch. De hecho, el pasado año, los inversionistas prefirieron la calidad y muchos llegaron a Texas impresionados por nuestra disciplina fiscal y nuestra visión en establecer reservas para emergencias. Notaron también el hecho de que somos “acciones en crecimiento” que ganaron más de 478,000 nuevos “clientes” — o residentes, por decirlo así — el año pasado, muchos más que nuestros colegas.

Estos nuevos tejanos se unieron a nuestra base de clientes de 24 millones los cuales debe servir bien el funcionario público. También gozamos de una junta de directores de activistas que tiene el poder de remover al equipo ejecutiva si estiman que no administran eficientemente y no producen los resultados deseados. Además, nuestros inversionistas desean el máximo beneficio con los menores gastos posibles.

Como contribuyentes tejanos, son ustedes los más importantes accionistas. Entonces, ¿cómo administramos el gobierno como si fuese una propia empresa?

Maximizamos eficiencias al mostrar el costo de los programas gubernamentales. También significa que empleamos tecnología para brindar proyecciones presupuestarias y auditorias y recaudación de impuestos eficientes.

Identificamos las necesidades y oportunidades para la inversión, destinamos mayores recursos al desarrollo de la fuerza laboral del futuro a través de los fondos Every Chance que ofrecen a más tejanos la oportunidad de mejorar sus destrezas profesionales para la economía de hoy.

Insistimos en un rendimiento de la inversión, buscando continuamente maneras de obtener descuentos por volumen y economías de escala para las agencias estatales en la compra de bienes y servicios estratégicos. También actuamos como catalizador para compartir las mejores prácticas según hacemos al momento con las escuelas públicas de Texas, unidos evaluando la mejor manera de gastar los fondos disponibles a los distritos escolares.

Continuamente participamos con los accionistas y les mantenemos informados, ofreciendo herramientas como el sitio Web de nuestra agencia Where the Money Goes que es un modelo para la transparencia gubernamental. Exhortamos a los gobiernos locales a seguirnos en estos esfuerzos de abrir sus ventanas al público con el fin de obtener nuevas ideas que conduzcan a la mejor responsabilidad fiscal posible.

Luego que, sí, estamos administrando el gobierno como una empresa con todos los desafíos que esto conlleva. Para asistir con esto, la oficina de la Contraloría emplea a 47 individuos con maestría en administración comercial, quienes aplican su educación a la administración del gobierno como empresa. Francamente, me gustaría ver más jóvenes de nuestros institutos de comercio considerar carreras con el gobierno estatal o que evalúen nuestros esfuerzos como casos que aplican los fundamentos empresariales al sector público.

Según me cuentan, la mayoría de los candidatos a maestría de administración comercial comparten metas profesionales a largo plazo: impactar a altos niveles. ¿Qué mejor manera de hacerlo que participando en la meta de mejorar el funcionamiento gubernamental?

—30—

 

Required Plug-ins