Holiday Hours
Quick Start for:

Contacte a: Allen Spelce o R.J. DeSilva
512-463-4070

Para publicación inmediata
23 de marzo de 2007

Informe de la Contralora revela que la obesidad costó $3.3 billones a los negocios de Texas en el 2005
Pudiera alcanzar la asombrosa cantidad de $15.8 billones anuales para el 2025


Austin— La obesidad tuvo un costo de $3.3 billones en el 2005 para los negocios de Texas y pudiera costarle a los empleadores $15.8 billones anuales para el 2025 si la tendencia continúa sin examinarse. Detalles vienen de la Contralora Susan Combs, quien el día de hoy reveló su primer informe significativo de investigación durante su administración, “Contando los costos y las calorías – midiendo el costo de la obesidad para los empleadores de Texas,” un informe amplio sobre cómo los costos de la obesidad afectan severamente a los empleadores de Texas.

“Actualmente, casi dos tercios de la población de nuestro Estado padece sobrepeso u obesidad, y debido al alarmante incremento en obesidad, decidimos comunicar el riesgo que los negocios de Texas enfrentarán ante la crisis de la obesidad,” dijo Combs. “Los costos son alarmantes, y el futuro pudiera ser muy tétrico si no tomamos acción ahora para cambiar esta tendencia. Esta tendencia de la obesidad es evitable – no inevitable – pero debemos tomar acción ahora.”

Combs estuvo a cargo del informe para destacar los costos directos e indirectos que las compañías privadas de Texas tendrán que asumir debido a las crecientes tasas de obesidad – calculadas en $3.3 billones para el 2005 con la posibilidad de alcanzar $15.8 billones anuales para el 2025. La asombrosa cantidad incluye el costo de cuidado de salud, ausentismo, disminución de productividad e incapacidades.

Combs emitió una “llamada de acción,” pidiéndole a los tejanos que tomen las medidas necesarias para prevenir la obesidad. Contando los costos y las calorías describe el ámbito de la epidemia de la obesidad, y también ofrece sugerencias a los negocios para cambiar dicha tendencia.

“Una manera en que los negocios pueden mejorar está situación es cambiando el enfoque de sus planes de cuidado de salud para reducir costos futuros para enfermedades prevenibles pasando de tratamiento de enfermedades a prevención de enfermedades,” dijo Combs. “Alentar a los empleados para que escojan estilos de vida sanos, ofrecer motivación, conocimiento y oportunidades para tomar las decisiones más sanas y brindar incentivos financieros para los empleados.”

USAA, una compañía de servicios financieros en San Antonio, formó parte en la encuesta de la Contralora y demostró cómo su programa de salud ayudó a la compañía a reducir los costos del cuidado de salud.

“USAA está promoviendo salud y bienestar al crear una atmósfera donde los estilos de vida sanos son parte de nuestra cultura, y la mayoría de nuestros empleados toman ventaja de nuestros beneficios para mejorar su salud y la de su familia,” dijo el Dr. Peter Wald, vicepresidente y director médico en USAA.

“Nuestros datos muestran estadísticamente disminuciones significantes en los factores de riesgo de salud adversos tales como peso e inactividad física y estadísticamente aumentos significantes en la productividad laboral.”

Durante la conferencia de prensa de la Contralora de Cuentas Públicas del día de hoy, representantes de USAA, Blue Cross Blue Shield de Texas, el Instituto de Salud de Texas, la Coalición para el Bienestar en la Fuerza Laboral de Texas y otros asistieron para apoyar el informe y detallar sus éxitos al implementar programas de salud. Estos grupos están comprometidos para mejorar la salud y el bienestar de las familias de Texas y entender los altos costos del cuidado de salud que enfrentan los negocios de Texas.

“En los Estados Unidos, aproximadamente $700 billones en gastos anuales para el cuidado de salud son costos evitables causados por estilos de vida no saludables,” dijo el Dr. Paul Handel, vicepresidente/jefe médico de Blue Cross Blue Shield de Texas. “Las compañías deben crear políticas que fomenten la responsabilidad individual y que conduzcan a cambios sociales que fomenten estilos de vida sanos.”

Combs recalcó que la epidemia comienza a una edad temprana. En el 2005, 42 por ciento de los alumnos de cuarto grado en Texas padecían sobrepeso o estaban en riesgo de padecerlo, y 70 por ciento de los niños con sobrepeso se convertirán en adultos con sobrepeso u obesos.

“Nuestros jóvenes están en riesgo de convertirse en la primera generación de tejanos que vivirán vidas más cortas que las de sus padres,” dijo la Senadora Estatal Jane Nelson, ex maestra y autora de legislación pendiente (SB 530) diseñada para mejorar la salud de los estudiantes. “No podemos permitir que esto suceda, por lo cual estoy agradecida por el fomento de bienestar general de la Contralora Combs tanto en el área laboral como para todos los tejanos.”

De acuerdo al informe, para el 2025, muchos de éstos niños con sobrepeso entrarán a la fuerza laboral como adultos con sobrepeso u obesos a un costo considerable para sus empleadores.

“Debemos trabajar juntos para fomentar estilos de vida saludables, reducir el predominio de la obesidad y prevenir que la gente sana y con sobrepeso se vuelva obesa y reducir la carga asociada con la obesidad en Texas,” dijo Combs.

El informe completo, “Contando los costos y las calorías – midiendo el costo de la obesidad para los empleadores de Texas,” está disponible en la página Web de la Contralora en www.window.state.tx.us.

--30--

Required Plug-ins