Skip to content
Quick Start for:

Los niños son nuestro recurso más preciado.

Texas es grandioso pero podemos hacerlo mejor.

Los niños son nuestro recurso más preciado. Si comparamos nuestro producto interno bruto estatal con el producto nacional bruto de otras naciones tendríamos la octava economía más grande en el mundo--y en una base per cápita nuestra economía es la número dos en el mundo.

Pero Texas es número dos en los Estados Unidos de América en el número de niños que viven en la pobreza. Son 1.5 millones de niños--debería de darnos vergüenza.

Ocupamos el lugar 46 en la nación en el número de niños inmunizados y Texas tiene el número m´s alto de ni&nbtilde;os con diabetes en los Estados Unidos de América.

Lo que es aún peor, Texas es número uno en el porcentaje de niños sin seguro médico. Desde septiembre del 2003, 180,423 niños mas se han dado de baja del Children's Health Insurance Program (CHIP)--una caída del 35.6 por ciento.

De junio del 2003 a diciembre del 2003--la información comparativa disponible más reciente--Texas condujo a la nación en el descenso del número de niños inscritos en CHIP. De hecho, más de la mitad de todos los niños estadounidenses a los que se dio de baja de CHIP eran de Texas.

Soy una fiscal conservadora. Soy una conservadora con sentido común. ¡Prefiero gastar $98 al mes asegurando a un ni*ñ--incluyendo medicinas vendidas bajo receta médica--y $500 inmunizando a un niño para toda su vida que gastar $6,700 para una estancia en el hospital por ese niño!

El gobierno federal le da a Texas una cantidad igual al 72 por ciento de los dólares de CHIP, y los $6,700 que pagamos por esa estancia en el hospital se pagan con los siempre crecientes impuestos de la propiedad local.

Este estado está abdicando sus responsabilidades en el cuidado de la salud--e ignorar los retos estatales está creando una crisis local.

Los niños son nuestro recurso más preciado y debemos empezar a tratarlos como tal.

Carole Keeton Strayhorn
Contralora de Texas


Epimiade de ledisxia

¿No tiene sentido el título anterior? Así es como 10 por ciento de las personas en Texas se sienten cada vez que tratan de leer algo. El titular debería de leerse como "Epidemia de dislexia." Las letras están mezcladas de una forma en que una persona con dislexia, un desorden del aprendizaje que dificulta la habilidad de leer, pueda verlas.

"La dislexia no tiene cura, pero puede superarse con una técnica de enseñanza que le permite a los niños aprender en diferentes maneras," dijo Hill Hilgers, presidente del consejo y fundador de Dyslexia Research Foundation of Texas. "La dislexia es un problema fonológico, lo cual básicamente significa que si ves una imagen mezclada cuando ves una palabra, sabes que hay un problema."

De acuerdo a una ley aprobada en Texas en 1985, los distritos escolares y escuelas registradas deben examinar la habilidad de lectura de los estudiantes en el jardín de niños y en primero y segundo grado de primaria. Si la prueba muestra que el estudiante tiene un problema de lectura o es posible que tenga dislexia, el distrito debe proporcionar entrenamiento especializado para el estudiante.


Industria eólica creciente

Los mares de petróleo que tanto contribuyeron al Texas del siglo 20 están casi perdidos. Pero un producto de energía con un potencial económico ilimitado está acaparando nuestras granjas y campos cada día.

En los últimos 20 años, la tecnología de la energía del viento ha mejorado enormemente mientras baja en precio, haciendo que la generación comercial de electricidad sea práctica y rentable.

Texas tiene un interés importante en dicha industria, tanto en el número de instalaciones e&ocute;licas y su potencial para tener más. La legislatura de Texas de 1999 se fijó una meta ambiciosa para adoptar la energ&iacuate;a eólica con las utilidades de Texas, y legislación anterior a la legislatura del 2005 incrementaría el compromiso del estado.

El terreno plano y brisas constantes en las praderas de Texas ofrecen un ambiente casi perfecto para la industria e&oaucte;lica. Un estudio en 1991 llevado a cabo por el Pacific Northwest Laboratory del Departamento de Energía de los Estados Unidos concluyó que Texas se encuentra en segundo lugar, después de North Dakota, con un potencial de energía eólica.


Aligerara costos

En diciembre del 2004, expertos en energía llegaron al Hospital Estatal de Kerrville, una de las 23 escuelas y hospitales para la salud y retraso mental que son parte de la Comisión de Servicios Humanos y de Salud de Texas (HHSC, por sus siglas en inglés). Ellos instalaron alumbrado eficaz en el uso de la energía; grifos de bajo flujo; retretes y regaderas; y controles de clima centralizados que permiten a los trabajadores de mantenimiento ajustar las temperaturas en cualquiera de los 21 edificios del campus.

Para finales del 2007, otros 20 lugares del HHSC en todo el estado pasaran por mejoras similares como parte de un proyecto de mejoramiento de $53 millones. Utilizando una herramienta de financiamiento llamada Energy Savings Performance Contracting (ESPC), HHSC implementará mejoras relacionadas con el agua y la energía utilizando un contratista ESPC, Tour Andover Controls (TAC) con sede en Dallas. Los ahorros en la energía y uso de agua pagarán por las mejoras, y TAC garantiza ahorros de más de $4 millones por año por 15 años. "Es bueno para el estado de Texas, y es bueno para nosotros," dijo Sharon Hunter, directora de Servicios de Apoyo del HHSC.


Hoyos

Texas es hogar de más de 355,000 pozos de petróleo y gas natural. De éstos, más de 15,000 están inactivos--algunos de ellos no han sido utilizados en más de 20 años--y se clasifican como "orphaned" por la Comisión de Ferrocarriles de Texas (RRC, por sus siglas en inglés) y están sujetos a ser tapados por el RRC utilizando fondos del Oil Field Cleanup Fund (OFCF) del estado.

La legislatura de Texas de 1991 creó un fondo de $10 millones para ayudar a tapar los pozos que no se hayan tapado después de 12 meses de inactividad, y para limpiar otros campos petroleros para prevenir que se propague la contaminación. La legislatura del 2001 incrementó el saldo de los fondos a $20 millones. El fondo se financió principalmente por medio de honorarios pagados por compañías petroleras y de gas y de la industria como un todo, así como de otras fuentes como penalidades en la ejecución y reembolsos.

El RRC ha tapado más de 21,000 pozos en Texas desde el año fiscal 1984, pero después de la creación del OFCF, se aceleró el ritmo para taparlos.


Solicita, pero no en persona

Uno de los acontecimientos más estresantes que una persona puede experimentar es perder su empleo. Solicitar para obtener los beneficios del seguro de desempleo añadían más estrés, pero desde 1998, el Texas Workforce Comisión (TWC), la agencia responsable de distribuir los beneficios de desempleo, ha hecho que el proceso de solicitud sea más fácil y más conveniente, y vienen más mejoras en camino.

El seguro de desempleo es un programa financiado por el empleador y brinda a los trabajadores que están desempleados, por alguna causa que no sea su culpa, asistencia financiera. TWC determina los beneficios basados en los salarios previos, la razón por la cual tuvo que irse de su último trabajo y una búsqueda activa para un trabajo de tiempo completo. Los clientes solicitan beneficios para establecer los requisitos, después tienen que re-certificar sus requisitos por teléfono cada dos semanas para recibir los cheques.

En el 2002, la agencia hizo que la solicitud para obtener los beneficios estuviera disponible en--línea, y en febrero del 2005, Diane Rath, presidenta de TWC, reporté que el 20 por ciento de las solicitudes de desempleo llegan a la agencia por medio del Internet.


Bajan los números, no el número de gente

En marzo, 15 personas fallecieron y más de 100 sufrieron daños en una explosión en la refinería BP Amoco en Texas City, llevando el centro de atención a los esfuerzos para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.

Las condiciones de los trabajadores han mejorado en Texas en los últimos 14 años, dijo Karen Puckett, la gerente de desarrollo comercial y de desempeño de la división de salud y seguridad del Texas Worker's Compensation Comisión (TWCC).

"La tasa de daños y enfermedades laborales por 100 trabajadores de tiempo completo ha permanecido constantemente por debajo de la tasa nacional desde que inició la colección de datos en 1990," dijo Puckett. "Los datos más actuales [para el 2003] muestran que la tasa de incidencia de daños/enfermedades en Texas es de 4.0, mientras que la tasa nacional es de 5.0."

Diversos programas, gratuitos o de bajo costo, de entrenamiento sobre seguridad, consultorías e inspecciones han hecho de Texas el cuarto estado donde es más seguro trabajar, después de Nueva York, Louisiana, y Carolina del Norte, dijo Steve Quick, vocero de TWCC.