Skip to content
Quick Start for:

Una abuela decepcionada

Mi reciente investigación sobre el sistema de orfanatos transformí a esta abuela firme en una abuela decepcionada.

Estoy llamando una revisión masiva del sistema de orfanatos en un reporte especial, Forgotten Children, el cual detalla la crisis general en el sistema de orfanatos en Texas.

Ellos son hijos de todos e hijos de nadie. Son los hijos olvidados. Algunos de ellos encuentran casas con padres adoptivos, o en centros de tratamiento con proveedores experimentados y atentos, y otros no.

Algunos de ellos han sido abusados sexual, física y emocionalmente mientras en el sistema; algunos se han escapado y se han unido a los números de desaparecidos. Unos pocos hasta han muerto en las manos de los encargados de su cuidado.

Estoy asombrada de las condiciones que muchos de estos niños han tenido que tolerar.

Reto a cualquier defensor del status quo a ponger a su hijo o nieto en alguno de los lugares que yo he visto por un día, o toda la vida.

Debemos elevar la barra de calidad, hacer que el sistema de orfanatos sea más responsable, asegurar la salud y la seguridad de los niños en el sistema, y proveer un futuro más brillante a los niños del orfanato.

Afortunadamente, sí encontré instalaciones donde trataban bien a los niños.

En todas y cada una de las instancias donde los niños estaban recibiendo el mejor de los cuidados, los ayudantes trabajaban de cerca y abiertamente con la comunidad. Cada instalación necesita esa relación cercana y ese apoyo de las comunidades a las que sirven. De otra manera, los niños sufren.

Cualquier sociedad puede ser juzgada por cómo trata a sus miembros más débiles. Mi investigación muestra que Texas puede y debe ser juzgado fuertemente.

Monitorearé los cambios realizados -- o no realizados -- como resultado de este reporte especial, y por nuestros niños olvidados, me reportaré con la gente de Texas en seis semanas y seis meses y cuanto tarde para arreglar este problema y salvar a nuestros niños.

Carole Keeton Strayhorn
Contralora de Texas



La Contralora investiga los orfanatos
Niños olvidados

"Ellos son hijos de todos e hijos de nadie. Son los niños olvidados en el sistema de orfanatos de Texas." Las palabras de la Contralora de Texas Carole Keeton Strayhorn abren el nuevo reporte, Forgotten Children, realizado por la oficina de la Contraloría.

Forgotten Children es el resultado de una investigación, realizada por la Contraloría, sobre el sistema de orfanatos de Texas y sobre la agencia estatal responsable, el Departamento de Servicios Protectores y Familiares (DFPS, por sus siglas en inglés) -- una agencia mejor conocida antes de febrero del 2004 como el Departamento de Servicios Protectores y Reguladores de Texas (DPRS, por sus siglas en inglés).

El estudio fue incitado por numerosas alegaciones publicadas sobre fraude y condiciones abusivas en el sistema de orfanatos. Forgotten Children confirmó muchas de las alegaciones y reveló otros problemas inquietantes.

"Estoy asombrada de las condiciones que muchos de estos niños han tenido que tolerar," dijo Strayhorn. "Reto a cualquier defensor del status quo a poner a su hijo o nieto en alguno de los lugares que yo he visto por un día , o toda la vida."


La iniciativa de tecnología brinda computadoras portátiles a los estudiantes de Texas
Enseñando a los conocedores de tecnología

Estudiantes de escuelas públicas de Texas están intercambiando sus cuadernos por computadoras portátiles.

Muchos educadores estan integrando tecnología en los planes de enseñanza y en los salones de clase. A pesar de que muchos estudiantes no tienen acceso a computadoras o al Internet en su casa, están rodeados de tecnología y frecuentemente se aburren con el tipo de enseñanza tradicional, dijo Dr. Alice Owen, directora ejecutiva de tecnología en el Distrito Escolar Independiente de Irving.

"Crecieron siendo 'digitales,'" dijo Owen. "Vienen a nosotros sabiendo cómo usar la tecnología o tienen un gran interés en ella. Necesitamos encontrarnos con ellos y orientar sus necesidades e intereses."

La Legislatura de Texas creó la Iniciativa e-Learning de Texas (TeLI, por sus siglas en inglés) con la esperanza de hacer disponibles computadoras portátiles para todos los estudiantes de Texas para el año 2012.


Las restricciones en las visas para estudiantes pueden costarle millones al Estado
No vienen a América

Estudiantes de todas partes del mundo se mudaron a Texas para obtener una educación universitaria, frecuentemente gastando más del doble en sus inscripciones que los alumnos del mismo Estado. Pero mientras los costos de la educación aumentan y las regulaciones se ponen rígidas, el número de estudiantes internacionales nuevos disminuye rápidamente.

Durante el año escolar 2002-03, 45,672 estudiantes internacionales universitarios en Texas contribuyeron cerca de $800 millones a la economía estatal, de acuerdo a Open Doors Report 2003 del Instituto de Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés) con sede en Nueva York. Texas es el tercer Estado con más popularidad para los estudiantes extranjeros, después de California y Nueva York.

El estudio de IIE estima que los estudiantes internacionales en Texas gastan más de $350 millones en costos de matrícula y cuotas, mientras gastan más del doble de dicha cantidad en gastos de manutención. Jeff Cole, analista político de la Contraloría de Texas, cree que puede existir el concepto erróneo de que los contribuyentes de impuestos subsidian los estudios de los estudiantes extranjeros.

William, un alumno de séptimo grado en First Colony Middle School en Sugar Land, utiliza más que solo papel y lápices en sus clases. El tiene una discapacidad física que hacen que los músculos de sus manos esten débiles, lo cual le dificulta escribir largas oraciones. Una micro-casetera y una computadora portátil ayudan a William a terminar sus largas tareas.

"Es un jóven excepcionalmente brillante, pero si tiene una discapacidad," dijo Cheryl Little, líder del equipo de tecnología auxiliar para el Distrito Escolar Independiente de Fort Bend. "Sin la tecnología, no sería capaz de terminar su tarea, pero con estas herramientas, es capaz de quedarse en el salón y ser exitoso."

Más de 23,000 estudiantes con discapacidades en Texas se benefician gracias a la tecnología auxiliar (assistive technology -- AT), lo cual se refiere a cualquier artículo o aparato utilizado para incrementar las capacidades de los individuos con discapacidades, de acuerdo a la ley federal de tecnología auxiliar de 1998.


Se espera que los marcadores electrónicos funcionen en todas las carreteras de Texas
Viajando por las autopistas

Cerca de dos millones de Tejanos que utilizan autopistas no pagan peaje -- no mientras estan manejando. Utilizan "marcadores" electrónicos que registran un viaje en una carretera de peaje y pagan por adelantado para pasar las casetas de cobro sin parar.

Con la construcción de una red de autopistas en Austin ya en camino y proyectos adicionales en la tabla de dibujo para el Condado Bexar, Sherman-Denison, Tyler y El Paso, varias agencias están trabajando para asegurarse de que los marcadores que trabajan en una carretera trabajen en todas.

Los motoristas en el área de Dallas-Fort Worth que utilizan las carreteras de North Texas Tollway Authority (NTTA) y los conductores en las autopistas de Houston, las cuales son operadas por Harris County Toll Road Authority (HCTRA), ya pueden utilizar sus marcadores en ambas ciudades.


Una dieta pobre y la inactividad dañan a los niños y el futuro del Estado
Reduciendo la grasa

Calorías vacías y patios de recreo vacíos pueden conducir a cofres vacíos en Texas. Más de un tercio de los niños de las escuelas de Texas tienen sobrepeso, según Eduardo Sanchez, Comisionado de Salud en Texas, y eso significa futuros riesgos para los niños y dificultades fiscales para el Estado.

En abril, Sanchez dijo al comité interino de estudio colectivo sobre nutrición y salud en las escuelas públicas que el número de Tejanos con sobrepeso se duplicaría para el 2040. Tambien se espera que los costos para el cuidado de su salud se dupliquen.

La obesidad no solo causa enfermedades serias, como diabetes, enfermedades del corazón, y enfermedades de la vesícula, sino que tambien agota los recursos estatales, dijo él.

En el 2001, los adultos obesos o con sobrepeso costaron a Texas $10.5 billones. Eso incluye los costos directos para el cuidado de su salud y el valor de productividad perdido, enfermedades, discapacidades y muerte prematura, según Dr. Margaret McCusker, representante del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) asignada al Departamento de Salud de Texas.