Skip to content
Quick Start for:


¡Es tu dinero!

Este año el Fondo de Propiedad No Reclamada llevado a cabo por mi oficina alcanzó la increíble cantidad de $1 billón de dólares. Esto es dinero en efectivo y objetos de valor que la gente trabajadora de Texas de alguna manera ha olvidado. Esto se ha pasado a manos del estado por bancos y negocios que no han podido localizar a los dueños legítimos.

Cada octubre, publico una Lista de Propiedad No Reclamada anual en los periódicos de Texas. La lista de este año contiene los nombres de más de 142,000 dueños de propiedad no reclamada que tienen $71 millones en bienes olvidados. Estos son sólo los dueños de propiedad no reclamada que han sido reportados al estado en el último año. Cuando sumas el dinero que no ha sido reclamado en los años anteriores, $1 billón está esperando ser reclamado.

Con tanto dinero esperando ser reclamado, es importante tomarse unos minutos para revisar la Lista de Propiedad No Reclamada cada año. Mientras que el estado se encarga de este dinero, el dinero se pone en buen uso para educar a nuestros niños y proveer otros servicios estatales esenciales, pero preferiría regresárselo a sus dueños legítimos, especialmente en estos tiempos económicamente difíciles.

La propiedad no reclamada puede ser cualquier cosa desde una renta o depósito de utilidades olvidado, hasta un cheque no cobrado, una cuenta bancaria inactiva o reliquias familiares en una caja de seguridad abandonada. Los bancos y los negocios pasan estos bienes al estado después de tres a cinco años si sus dueños no pueden ser encontrados, pero la propiedad no reclamada sigue permaneciendo a sus dueños legítimos. No existe un tiempo límite para reclamar el dinero.

Además de revisar la Lista de Propiedad No Reclamada en el periódico, usted puede encontrar dinero perdido visitando mi página Web sobre propiedad no reclamada en www.window.state.tx.us/up/. Esta página contiene los nombres de los dueños de propiedad no reclamada de la lista de éste año y de los años anteriores. Si usted encuentra su nombre, usted puede realizar el proceso de reclamación en-línea. Más del 80 por ciento de reclamaciones de propiedad no reclamada son sometidas en-línea. Si usted prefiere hablar con un representante de servicio al cliente, llame al 1-800-654-3463 de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m. Nosotros buscaremos su nombre y contestaremos a sus preguntas sin costo alguno. Como una abuela firme, sé que ningún Tejano puede darse el lujo olvidarse de sus dólares bien ganados.

Carole Keeton Strayhorn
Contralora de Texas


La deuda de agua

Una duradera deuda de agua está costando a los Tejanos empleos y dinero. La deuda de agua es el resultado de un tratado en 1944 entre México y Estados Unidos que requiere que México descargue un promedio anual mínimo de 350,000 hectáreas-pies de agua en el Río Grande.

Una hectárea-pie es suficiente agua para cubrir una hectárea de tierra con un pie de agua, o aproximadamente 326,000 galones de agua. La Comisión de Agua y Frontera Internacional (IBWC) conduce evaluaciones de las descargas de agua de México cada cinco años, y en la última evaluación, conducida en octubre del 2002, la comisión encontró que México debía a Estados Unidos cerca de 1.5 millones hectáreas-pies de agua, o cerca de 500 billones galones.

La Contralora de Texas Carole Keeton Strayhorn estimó que la deuda de agua costó a los Tejanos más de 3,000 empleos y $105 millones en ingreso personal en el 2002. La Contralora también estimó que los Tejanos hubieran ganado un adicional de $143 millones en ingreso personal para el 2007 si las entregas de agua se hubieran hecho a tiempo y hubieran estado disponibles para la producción agrícola.


Modernizando los impuestos sobre las ventas

Texas pierde cerca de $400 millones en ingreso anual por impuestos sobre las ventas no cobrados en ventas realizadas por Internet o por correo, según Eleanor Kim, directora asistente de la Administración de Impuestos de la Contraloría.

"Los vendedores de Texas también creen que están en una clara desventaja impositiva," dijo Kim. "La ley estatal requiere que recauden el impuesto sobre la venta, el cual hace que sus precios luzcan más altos que los de sus competidores de otros estados."

Los negocios de Texas no están solos. Ningún estado puede gravar estas ventas porque una decisión en 1992 de la Suprema Corte de Estados Unidos (Quill v. North Dakota) prohíbe la tasación de impuestos en transacciones interestatales. La corte dijo que los impuestos de ventas estatales son tan irregulares que acatarse a ellos era una responsabilidad irrazonable para el comercio interestatal.

La corte también falló que los estados no podían requerir que las compañías físicamente localizadas en otras partes recaudaran impuestos a menos que el Congreso lo requiriera. La corte también dice que los estados deben de facilitar las cosas para que los negocios se acaten a las nuevas leyes de impuestos sobre las ventas.


Dando un paso hacia adelante

Un proyecto desarrollado a principios de los noventas para ayudar a preparar a niños menos privilegiados de Dallas para la escuela primaria se ha convertido en un modelo para las escuelas de todo Texas y de la nación. Desde 1994, niños del Margaret H. Cone Head Start Center, una escuela preescolar de una de las comunidades más económicamente deprimidos de Dallas, han participado en el Language Enrichment Activities Program (LEAP).

El programa fue creado por Nell Carvell, director de LEAP y de la Inciativa Head Start de la Universidad Metodista del Sur (SMU), con asistencia de la Fundación Texas Instruments, una fundacián caritativa de Texas Instruments (TI) con cede en Dallas. LEAP se enfoca en desarrollar el vocabulario y las habilidades motoras de los alumnos de preescolar.

Carvell dice que ella diseñó el programa para realzar el programa de estudios de Head Start en el centro Cone. Head Start es un programa federalmente financiado que provee servicios a niños de preescolar de familias con bajos recursos.


Andando de Rol

El primer carro de un Tejano muy frecuentemente ocupa un lugar especial en el corazón de su dueño. Y mientras que el carro original tal vez nunca vuelva a manos de su dueño, uno parecido podrá. Con algo de trabajo y engrasado, se puede ver y correr uno igual al que salió del mostrador.

Automóviles clásicos y antiguos pueden inspirar una ola de nostalgia. Los conductores frecuentemente no se resisten para comentar sobre la apariencia de un carro que alguna vez tuvieron o algún carro que algún conocido de ellos tuvo.

Los Tejanos pueden presumir su vehículo favorito con designaciones como "auto clásico" o "auto antiguo" en sus placas o con réplicas de placas del año en que el carro fue hecho, dijo Roger Polson, oficial de información pública para la División de Vehículos/Títulos/Registros del Departamento de Transportación de Texas (TxDOT).


Los Tejanos aspirando alto

La exploración espacial ha recibido algunos golpes en el último año. La tragedia del Columbia en febrero y el reporte altamente crítico del Columbia Accident Investigation Board sobre el National Aeronautics Space Administration (NASA), dejo a algunos entusiastas preguntándose cuál será el futuro que le espera a la exploración del espacio. Para otros defensores, el futuro ya está aquí.

Tres décadas después de la enorme hazaña de las misiones Apollo, el compromiso de América de vuelos espaciales tripulados depende de la costosa flotilla del trasbordador espacial de la NASA.

"El costo por libra para lanzar el peso de la tripulación y del equipo en el trasbordador es realmente mayor que en los cohetes Saturno en la era de los sesentas," dijo Robert W. Poole, Jr., director de estudios de transportación y fundador de la Fundación Reason, un grupo cuya función es buscar soluciones sobre política pública.