Skip to content
Quick Start for:

Nuevas direcciones

En Texas hay ocho hospitales que proveen servicios de salud mental. Un "100" puntos en una encuesta que duró tres años realizada por la Comisión Conjunta para la Acreditación de las Organizaciones del Cuidado de la Salud (JCAHO) en el año 2001.

La JCAHO es una organización independiente, sin fines de lucro que evalúa y acredita casi 18,000 organizaciones de cuidado de la salud y programas en toda la nación. Mientras que los oficiales del RSH dicen que el hospital ha recibido altas calificaciones de la JCAHO en años anteriores, esta es la primera vez que alcanzó los 100 puntos. En realidad, el RSH es la única institución del Departamento de Salud Mental y Retardo Mental de Texas (TDMHMR) que ha recibido una calificación de 100 en la encuesta de la JCAHO.

Ahora, dentro del TDMHMR, el RSH trata pacientes con enfermedades y retardos mentales de 29 condados de la costa del golfo y el Este de Texas. Las admisiones pueden ser voluntarias o involuntarias, de acuerdo a las provisiones del Código de Salud Mental de Texas.


El Paso Siguiente de Texas, un paso necesario:
Asegurando la educación de la Fuerza Laboral de Texas

El Paso Siguiente de Texas es un paso valiente, nuevo, sin precedentes pero necesario para asegurar una fuerza trabajadora más educada para el siglo XXI.

Cuando hice mi juramento para comenzar mi trabajo de Contralora de Texas en 1999, propuse 10 principios para Texas en el siglo XXI. Los tres primeros estYaacute;n relacionados con la educación, comenzando por el primero que es desarrollar una fuerza laboral más educada. Mi meta fue clara en ese momento y lo sigue siendo--¡deseo que Texas tenga la fuerza laboral mejor educada de la nación!

El Paso Siguiente de Texas puede convertir esto en una realidad. Nivelando el campo de juego y ofreciendo a todos los estudiantes de Texas la oportunidad de ir a la universidad, el Paso Siguiente de Texas hace posible que todos los estudiantes de Texas que se gradúen de la escuela secundaria asistan gratis al colegio por dos años en cualquier colegio de la comunidad, ya sea técnico o una de las instituciones de dos años. Esto hace verdaderamente que la educación desde jardín de infantes al grado 14 sea algo normal y provee un paso adelante para aquéllos que desean seguir avanzando en su educación, tan lejos como sus aptitudes los puedan llevar.

La Oficina de Estad´sticas Laborales de los E.U. predice que para el a&ndilde;o 2030, el 60 por ciento de los tejanos tendrán sólo un diploma de Escuela Secundaria o menos. Yo digo "qué ridículo," el Paso Siguiente de Texas les demostrará que están equivocados! La clave para el futuro económico de Texas es una fuerza laboral más educada. Ya no estamos hablando de la educación de K a grado 12, pero hasta grado 16 ó más. Esta generación debe competir no solamente con la de Nueva York y California, sino también con la de Europa y Asia.

El Paso Siguiente de Texas provee la llave hacia el futuro económico de Texas, una fuerza laboral más educada, al ofrecerle a cada graduado de una escuela secundaria de Texas hasta 60 horas de crédito (más horas remedio adicionales si son necesarias) en cualquier Institución pública de la comunidad, técnica o de menor grado en el estado.

Considerando a K-14 como norma, le da a los estudiantes la educación necesaria para entrar directamente a la fuerza laboral, con un mejor salario y más oportunidades de ascender; o de continuar su educación si se transfieren a un colegio de nivel superior o a una universidad.

Con fondos de una pequeña parte de las ganancias de la lotería, (he identificado ahorros en los gastos que están en práctica en el gobierno del estado que pueden reemplazar más de estos dólares), el Paso Siguiente de Texas podría pagar las cuotas de instrucción y los derechos de las instituciones, más los libros de texto, a todos los estudiantes que se inscriban dentro de los 16 meses después de graduarse de la escuela secundaria.

El Paso Siguiente de Texas aprovecha uno de nuestros mejores recursos educativos--nuestros colegios de la comunidad y su posibilidad de encontrar y expandirse rápidamente usando instalaciones compartidas que colaboran para ayudar a mantener los costos bajos proveyendo el lugar para miles de alumnos nuevos que se enrolarán en los colegios y universidades de Texas en las d&eacuate;cadas venideras.

La investigación demuestra constantemente que los colegios de la comunidad pueden ser una excelente manera de comenzar una carrera de 4 a&ntidle;os en una universidad. Estudios nacionales muestran que de los estudiantes que reciben un título de asociado en un colegio de la comunidad y luego se transfieren a una universidad, el 70 por ciento termina su Bachillerato, y a menudo son más de los que entran a la misma universidad directamente desde su primer año.

El Paso Siguiente de Texas creará una transición sin igual desde la escuela secundaria hacia la educación superior y a una fuerza laboral con educación. Garantiza al menos K-14 y más para nuestros preciosos recursos, todos los niños de Texas. Verdaderamente, el paso siguiente es necesario.


Otra vez de camino

Texas se jacta de tener casi 79,300 millas de autopistas mantenidas por el estado, más que ningún otro estado. Pero después de décadas en las que la población, el comercio de la frontera y el turismo han crecido, las redes formadas por los caminos del estado están envejeciendo y gastos exagerados y su mantenimiento han aumentado su costo.

En noviembre del 2001, los votantes de Texas aprobaron una propuesta--Proposición 15--que rectificó la constitución del estado y creó una nueva manera de financiar la construcción de las autopistas del estado, los caminos con derechos de peaje y otros proyectos relacionados al transporte público. Se llama Fondo para la Movilidad de Texas. (TMF)

Durante décadas, Texas construyó sus caminos del estado en base a "pague mientras viaja." La constitución del estado prohibía sacar préstamos para construir caminos, a pesar de que el estado podía financiar la mayoría de sus otros proyectos emitiendo bonos y notas de corta duración para la construcción de prisiones y de oficinas del estado y la compra de unidades centrales de computadoras. Más aún, las ciudades y condados pueden financiar proyectos de caminos y calles locales con bonos, y lo hacen a menudo.


Luces en el Este

Tanto para los consumidores como para los comercios, una disminución en la actividad económica puede crear dolores de cabeza durante los meses en que el presupuesto es insuficiente. Y no hay excepción para las industrias del Este de Texas. La explotación forestal, los productos químicos, la producción de petróleo y gas y las industrias manufactureras han sido por mucho tiempo los motores económicos para la región, y todas han sido afectadas por factores que están fuera de esta región.

La industria del petróleo y del gas tuvo su auge y creció simultáneamente con la demanda y el abastecimiento mundial. La industria de la madera para construcción, que se convirtió en una industria de billones de dólares en 1996, sube y baja de acuerdo a la construcción que se hace en el estado y en el país. Las ventas de herramientas y equipos fabricados para abastecerla experimentan fluctuaciones similares.

Para el Este de Texas, el 2002 comenzó con una débil economía. De acuerdo a los datos de impuestos a las ventas de mayo 2002, varias ciudades y condados reportaron que sus ventas locales son menores que las del 2001.


Las Cortes de Drogas están muy ocupadas

La "Guerra contra las Drogas" es un tema de debate en toda la nación que parece no perder nunca su fuerza. Sin prestar atención a cómo la gente se siente con la manera en que se pelea esta guerra ni su efectividad, nadie discute sus efectos en el Sistema de Justicia Criminal Americano. Las cortes de la nación, las cárceles, penitenciarías y los programas de libertad condicional y provisional están plagados de casos de toda naturaleza.

En la década pasada, sin embargo, un número creciente de jurisdicciones ha creado un nuevo enfoque para disminuir el abuso de drogas y facilitar el estancamiento de casos criminales relacionados a las drogas: las cortes de drogas.

El Consejo de Regulaciones de la Justicia Criminal de Texas reportó que el número de arrestos en Texas por ofensas con drogas, sin contar los arrestos por crímenes relacionados con el alcohol, aumentó más del 60 por ciento entre el 1990 y el 2000, y la División de Asistencia a la Justicia de la Comunidad del Departamento de Justicia Criminal de Texas reporta en este año fiscal, que un 50 por ciento de las 444,348 personas en libertad condicional en Texas fueron arrestadas por una ofensa relacionada al abuso de substancias o al alcohol.