Skip to content
Quick Start for:

La energía del futuro

Imagine el día en que todas sus necesidades de electricidad sean provistas desde una caja de tres por tres pies ubicada en su jardín, cerca de la unidad del aire acondicionado. Esta caja silenciosa, no solamente proveería electricidad a su casa por una suma menor de la que está pagando ahora, sino que podría cargar el automóvil de la familia, el cual tampoco necesitaría llenarle el tanque en la gasolineria.

Los que proponen la tecnología de la célula de energía dicen que esto podría ser una realidad en un futuro no muy lejano. Una célula de energía convierte la energía del hidrógeno y el oxígeno de la atmósfera en energía eléctrica en forma eficiente, silenciosa y limpia. Operan sin combustión, por lo tanto virtualmente no producen ningún tipo de contaminación y pueden operar más eficientemente que las máquinas que funcionan por combusti&oacuate;n interna.

Mientras que los expertos de la industria dicen que podrían pasar de cinco a 20 años hasta que las células de energía sean producidas masivamente para las casas o los automóviles, Texas, junto a un grupo de otros estados está tratando de acelerar este proceso.


Rutas hacia las zonas rurales

Para muchos, recorrer la Web es tan normal como hablar por teléfono. Sin embargo, los tejanos que viven en áreas menos pobladas, no se comunican tanto. Como ocurre con las autopistas que unen los estados, la información más rápida que las autopistas ha desviado muchas áreas rurales de Texas.

Mientras que los "gurús" de la tecnología están ocupados desarrollando nuevos productos que requieren conexiones de gran velocidad en la Internet para que estén a la altura de sus posibilidades, algunas áreas aisladas en Texas todavía no tienen acceso ni siquiera a una conexión que les permita marcar el número desde su propio teléfono. Más allá de los juguetes de Internet y de los comunicadores están las verdaderas aplicaciones para aprender en la distancia y la telemedicina, que son posiblemente los más importantes en los lugares escasamente poblados.

Desde la introducción de la "red de redes" del Internet al acceso público al comienzo de los años 90s, la gran división entre digital y no digital separó rápidamente el uso de la Internet en las áreas rurales de las urbanas. Ahora esto está cambiando.


Conozca el código

Durante el 2000 se construyeron más de 100,000 casas nuevas en Texas, una señal segura de que a pesar de los rumores sobre la economía, muchos tejanos todavía desean y pueden invertir en lo que llamamos el "Sueño Americano."

Pero más construcciones significan más demandas de electricidad. Y estas demandas pueden contribuir a la contaminación del estado de la estrella solitaria.

El proyecto de Ley número 5 (S.B. 5), aprobado por la Legislatura en el 2001, considera las necesidades de Texas de conservar la calidad del aire en el futuro, cambiando la forma en que se construyen sus edificios. S.B. 5 que entró en vigor el 1 de septiembre del 2001, intenta reducir la contaminaci&oacuate;n del aire de Texas creando los primeros códigos de construcción en el estado. Estos códigos se basan en la teoría de que al mejorar la eficiencia de la energía en las casas nuevas, se necesitará menos energía de las centrales eléctricas de Texas, reduciendo así su necesidad de combustible y como consecuencia, disminuyendo sus emisiones.


Intentando llegar a las alturas

A pesar de la marcada depresión sufrida por los "punto coms" el año pasado, la tecnología avanzada continúa jugando un papel cada vez más importante en la economía nacional y en Texas, creando una creciente necesidad por trabajadores técnicamente educados y entrenados.

Se ha comprobado que cumplir con esta necesidad es ahora un desafío debido a una conocida escasez de ingenieros y otros trabajadores necesarios en alta tecnología-y de los profesores de matemáticas y ciencia entrenados y dedicados que se necesitan para producirlos.

En la zona de Clear Lake, donde se realizan las operaciones de los vuelos espaciales con tripulantes de América, una coalición de compañías privadas e instituciones educacionales y del gobierno está tratando de remediar esta escasez de expertos en alta tecnología. La Academia Aeroespacial para la educación de Maestros e Ingenieros ha encabezado una serie de asociaciones de educación y entrenamiento para asegurar que la industria aeroespacial pueda continuar atrayendo empleados educados que puedan trabajar en alta tecnología.

La Academia Aeroespacial, creada en diciembre del 2000, intenta usar el entusiasmo por el vuelo espacial para inspirar a los estudiantes a explorar las matemáticas y la ciencia y para proveer educadores profesionales con el entrenamiento que necesitan para animarlos y ayudarlos.