Skip to content
Quick Start for:

Una empresa de Fort Worth obtuvo el contrato militar más grande de la historia

El F-35 Joint Strike Fighter (JSF) será uno de los objetos más sofisticados y mortíferos jamás creados por el hombre. Ha sido diseñado para ser el avión más versátil y de mayor costo efectivo del arsenal americano. Funcionarios del departamento de Defensa dicen que puede ser el último avión de combate que fabrique Estados Unidos. Y se construirá en Fort Worth.

El 26 de octubre, empleados de Lockheed Martin Aerospace y funcionarios deldesarrollo económico de todo el Norte de Texas se emocionaron al saber que la empresa de Fort Worth recibiría el contrato por $18.9 billones para "desarrollo y prueba del sistema" del F-35. Esta fase de desarrollo de ocho años conducirá casi con certeza a que Lockheed obtenga el contrato militar más grande de la historia: un pedido de producción de más de 3,000 F-35, con una etiqueta deprecio que puede llegar a los $200 billones.


Bien parados por un largo tiempo

El 2001 fue un año difícil para los inversores. La desaceleración de la economía que comenzó a fines del 2000, culminó con una gran caída en octubre, después de los ataques terroristas de septiembre del 2001.

Aún así, los funcionarios del Sistema del Retiro de Empleados y el Sistema de Retiro de los Maestros de Texas dicen que los empleados del estado que aportan a estos fondos no deben preocuparse por las inversiones para su retiro. Y lo mismo vale para el Texas Tomorrow Fund, TexPool y los fondos de la Fundación del Tabaco.

Los oficiales de todos esos fondos dicen que pese a que es un año flojo, las inversiones se mantienen firmes y en condiciones de soportar la tormenta.


Creciente preocupación

El moho existe desde hace millones de años, pero recién atrajo la atención de los texanos en los últimos años. Se ha comenzado a infiltrar en la conciencia pública principalmente porque el costo para quitarlo o evitarlo puede llegar a los millones de dólares.

No se sabe exactamente cuántas especies de moho existen, pero los cálculos de los científicos y los microbiólogos dicen generalmente que son de alrededor de 100,000. Algunas especies de moho no son ni tóxicas ni dañinas para los humanos y algunas son beneficiosas. Sin embargo, todos los mohos producen esporas al reproducirse, y algunas de esas esporas producen micotoxinas o veneno.

Según la organización Kiplinger Forecasts, con base en Washington D.C., alrededor de un 75 por ciento de todos los reclamos a las compñías de seguros relacionados con moho &7oacute;xico se originan en Texas. El Instituto de Seguros de América ha dicho que Texas es un caldo de cultivo para la actividad del moho tóxico y afirma que Texas tiene el clima perfecto para el moho: cálido y con la humedad necesaria.


Al oeste

Como muchos otros sectores de la agricultura, la industria lechera está en un período de rápida evolución. La producción se concentra en menos lecheríaspero esta son más grandes y las preocupaciones ambientales respecto a los deshechos de la industria generan creciente presi7oacute;n sobre las operaciones de estas empresas.

Hoy, muchos lecheros de Texas sienten la presión de las crecientes regulaciones ambientales y el síndrome de "No en Mi Patio Trasero." Si bien casi todos quieren productos lácteos, los subproductos se han convertido en un conflicto en algunas zonas del estado.

La mayoría de las 345,000 vacas lecheras de Texas están concentradas en un puñado de condados del Este y en Centro del estado, pero en el Oeste de Texas está ganando continuamente y está atrayendo a lecheros con proyectos de desarrollo económico.


Listos para todo

Desde el 11 de septiembre a través de las cámaras de televisión y en la calle, los Americanos han estado viendo a sustrabajadores de emergencia--oficiales de la policía, bomberos, equipos de búsqueda y rescate, médicos, enfermeras, militares y trabajadores sociales--trabajar maravillosamente en tareas que son siempre difíciles y a menudo peligrosas. Si hay algo bueno en esta tragedia quizá sea la realización de la deuda que tenemos con estos hombres y mujeres.

En Texas, la respuesta a la coordinación de los servicios de emergencia frente a los desastres naturales y a los provocados por el hombre es responsabilidad de la División de Manejo de Emergencias (DME) del Gobernador, dirigida por el Departamento de Seguridad Pública de Texas. El plantel de la DME de 74 personas hace su trabajo con ayuda del Consejo de Manejo de Emergencias del Estado, un grupo de 30 agencias estatales junto con la Cruz Roja y el Ejército de Salvación.

"La DME es el primer equipo de respuesta a emergencias del estado, ya sea una emergencia provocada por el hombre o por la naturaleza", dice Ray Sullivan, el subjefe de gabinete del gobernador Rick Perry. "Si un tornado atacara en mitad de la noche o un puente se colapsa, como vimos este año en Port Isabel, la DME alerta al gobernador y ayuda a coordinar la respuesta del estado."